Inicio > Noticias > 21/03/2013
WEB SMR
Follow us in FaceBook
Escuela del corazón 2017
Últimas novedades
Vocaciones Proyectos SMR

Orad con nosotras






    Clic aquí

PENSAMIENTO DEL DÍA
Madre María de Jesús
  • “Cuando esté enferma, deseo que se deje cuidar con más sencillez, dejando también de lado ese aire de contrariedad cuando hacen con usted lo que piensan ser bueno para aliviarla o le imponen una excepción útil o necesaria para su salud” (SC 59)
Madre María de Jesús

Calendar
<< Mayo 2018 >>
DomLunMarMieJueVieSab
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Carta al Papa Francisco
 
21/03/2013

 

       

                                          DOCUMENTO EN WORD

          Suore di Maria Riparatrice            

          Via dei Lucchesi, 3

          00187 Roma, Italia  

                                                                                                            Roma, 19 marzo 2013

 

Santo Padre,      

        Hemos seguido con emoción los momentos de su elección, como Obispo de Roma y Papa, al servicio de la Iglesia Católica Universal. En nombre de la Congregación de María Reparadora, Instituto internacional de espiritualidad ignaciana, vengo a asegurarle nuestra comunión filial y nuestra oración, para que el Espíritu le acompañe, y sea signo de la bondad y de la misericordia de Jesús a todos, especialmente a los más pobres. 

        Como hermanas de María Reparadora, sentimos nuestras las llamadas que usted ha dirigido, a la Iglesia y a todas las personas de buena voluntad, durante la homilía pronunciada en la Misa de inauguración de su Pontificado. Nuestra vocación a la Reparación con María nos llama a manifestar la ternura del corazón de Dios y a trabajar para reparar las heridas causadas  a las mujeres y a los hombres de nuestro tiempo y a la creación. Durante el próximo mes de mayo, celebraremos nuestro XXIV Capítulo General con el tema : « Llamadas a entrar en la kénosis de Jesús, con María, la creación y la humanidad »

        Nos permitimos expresarle un deseo. Nos gustaría que, durante su Pontificado, pudiera animar a las religiosas y religiosos a seguir a Cristo, en una vida consagrada, humilde y evangélica que camine con los pobres. Desearíamos también que pudiera animar a todos los miembros de la Iglesia, a hablar de la vocación religiosa como una elección de vida posible para jóvenes de hoy.      

        Reciba, Santo Padre, el testimonio de mi más profundo y religioso respeto, de mi dedicación a la Iglesia y mi plena comunión.   

                                                                                                    Hermana Christine Barrière

                                                                                                    Superiora General

       ------------------------------

        Su Santidad Francisco

        Ciudad del Vaticano