Inicio > Noticias > 10/11/2013
WEB SMR
Follow us in FaceBook
Escuela del corazón 2017
Últimas novedades
Vocaciones Proyectos SMR

Orad con nosotras






    Clic aquí

PENSAMIENTO DEL DÍA
Madre María de Jesús
  • Lo que quiere Jesús es todo, todo nuestro corazón, todo nuestro amor, es esta donación cien veces renovada. Ha infundido en su corazón el amor a las almas, es su mismo amor. (SC 107)
Madre María de Jesús

Calendar
<< Agosto 2018 >>
DomLunMarMieJueVieSab
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
Paso de gracia por nuestra casa de Chamartín de la Sierra-ÁVILA (ESPAĐA)
 
10/11/2013

PASO DE GRACIA POR NUESTRA CASA DE

CHAMARTÍN DE LA SIERRA-ÁVILA (ESPAÑA)

Bajar Doc en word

 

Chamartin es un pueblo a 23 Kms. De Ávila con 60 habitantes. En él está ubicada nuestra comunidad compuesta por cuatro hermanas dedicadas a la pastoral rural en éste y en otros diez pueblos más.

En nuestra comunidad de Chamartin hemos tenido la gracia de acoger a un grupo de peregrinos venidos de Lituania, Polonia, Republica Checa, Alemania, Suiza, Francia, España, Portugal, México.

En su paso por España, llegaron a Ávila camino de Portugal. Nos avisaron del obispado que pasaban por aquí y que iban a hacer una parada en nuestra casa para que les ofreciéramos una sopa caliente que era lo que pedían en los lugares por donde iban pasando. No llevaban dinero sólo pan y queso.

Salieron de Lituania el 19 de mayo un grupo de 22 personas. Su objetivo era: celebrar el año de la fe, orar por la fe, orar por la paz, la unión de los cristianos, los niños, los jóvenes, las personas que sufren alguna dependencia. Les acompaña el sacrificio, la oración, la penitencia y también una gran alegría que a todos nos ha impactado.

Mostraron su fe y veneración profunda al llegar a la Iglesia parroquial y dejar la cruz que portaban, a pie, durante toda la peregrinación. Al recogerla antes de marchar oraron durante largo rato.

Después de recuperar fuerzas tomando lo que les habíamos preparado quisieron que compartiéramos con ellos nuestra misión aquí, nuestra vocación, nuestro carisma. El gozo y alegría con que hablábamos de nuestro carisma les dejó entusiasmados. Les dimos los libros: “Una vida entregada a Dios por el mundo” “Emilia, ¿A dónde vas? Y algunas reliquias de nuestra madre.

Nos dedicaron unas palabras de agradecimiento “Muchas gracias por hacernos sentir en casa y por la comida de todo corazón. ¡Qué hermosa vocación tienen! Fuimos muy tocados por vuestro amor a Dios”

En la acción de gracias nos unimos a ellos cogidos de la mano cantando “Gloria, gloria aleluya” (ellos en su lengua y nosotros en la nuestra). Como recuerdo nos dejaron una imagen de la virgen de su tierra, una piel de cordero tundida donde nos podemos arrodillar para orar y una piedra pulida, también  propia de su tierra.

La experiencia ha sido de: ACOGIDA-AGRADECIMIENTO