Inicio > Noticias > 10/09/2014
WEB SMR
Follow us in FaceBook
Escuela del corazón 2017
Últimas novedades
Vocaciones Proyectos SMR

Orad con nosotras






    Clic aquí

PENSAMIENTO DEL DÍA
Madre María de Jesús
  • “… las superioras tienen que beber y comer paciencia, respirarla, aún más, hacerse suaves para tener bastante, pues por experiencia sé el consumo que se hace de ella” (SC 56)
Madre María de Jesús

Calendar
<< Mayo 2018 >>
DomLunMarMieJueVieSab
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
¡VEN BENDITO DE MI PADRE! PADRE LUIS BREÑA FERNÁNDEZ MISIONERO, SACERDOTE Y AMIGO
 
10/09/2014

     ¡VEN BENDITO DE MI PADRE! 

PADRE LUIS BREÑA FERNÁNDEZ MISIONERO, SACERDOTE Y AMIGO

   

 

El día 30 de agosto falleció en Madrid el Padre Luís Breña Fernández. Desde muy joven fue misionero laico en Panamá. Años más tarde fue ordenado sacerdote y nombrado párroco de la parroquia S. Martin de Porres en El Espino de  la Chorrera.

Su trabajo incansable con los campesinos de las 30 comunidades que comprende la parroquia,  lo desempeñó con gran generosidad y bondad. Su gran inquietud era luchar contra la injusticia y su mayor deseo era que todos tuvieran lo necesario para llevar una vida digna. Vivió austeramente y todo lo suyo lo ponía al servicio de los que lo  necesitaban.

La enfermedad le iba minando poco a poco y por este motivo regresó a España el pasado mes de mayo, aunque su gran deseo había sido permanecer en Panamá.

En este último tiempo sufrió mucho y supo llevar su dolor con paciencia mostrándose siempre agradecido ante los servicios que se le prestaban  y las visitas que recibía.

.

El 30 por la tarde se celebró una Misa en la sala del Tanatorio donde velábamos su cuerpo. El sacerdote amigo  que presidía la eucaristía explicó que esta celebración no era para pedir por Luís sino para dar gracias por él, por lo que fue su vida. El evangelio escogido para la celebración fue el de Emaús . Al terminar de leer este texto, el celebrante dijo: esto ha sido Luís: “pan partido y repartido para todos” y luego nos invitó a expresar los sentimientos que nos habitaban en aquel momento.

Aquella compartición fue un salmo de agradecimiento a Dios por tanto bien recibido a través de este hombre bueno, generoso y entregado que supo predicar y reflejar con su vida la bondad de Dios. Es cierto que cuando todo se acaba lo que permanece  es lo que la persona  ha  amado. Y esto es lo que sentimos en aquella celebración: la bondad de Luís, lo que habíamos experimentado en la relación con él, estaba viva, vivía en cada uno de nosotros.

A la mañana siguiente fue el entierro. Los restos de Luis fueron conducidos a su pueblo natal en la provincia de Cáceres. Luís regresaba a casa, a su tierra para descansar allí junto a sus padres después de haber caminado muchos caminos, después de haber pisado muchos lodos, después de haber compartido lo que era y tenía con los más desheredados.

Las Hermanas SMR  que tuvimos la suerte de trabajar con Luís en Panamá durante todo el tiempo de su sacerdocio,  le decimos de corazón:

 

GRACIAS QUERIDO LUÍS, COMPAÑERO, AMIGO, HERMANO ¡DESCANSA EN PAZ!

 

 

 

.