Inicio > Noticias > 22/11/2015
WEB SMR
Follow us in FaceBook
Escuela del corazón 2017
Últimas novedades
Vocaciones Proyectos SMR

Orad con nosotras






    Clic aquí

PENSAMIENTO DEL DÍA
Madre María de Jesús
  • “La cantidad de gente que viene aquí es algo increíble. Hay que verlo para creerlo y esto no hace sino crecer y embellecer” (SC 56)
Madre María de Jesús

Calendar
<< Mayo 2018 >>
DomLunMarMieJueVieSab
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
5¬ Boletín Provincia SMR ESPAĐA/ITALIA 2015
 
22/11/2015

Foto L'Osservatore Romano

VATICANO, 10 Sep. 15 / 05:05 am (ACI).- El Papa Francisco advirtió sobre aquellos que no son misericordiosos con los demás, juzgan y condenan, y animó a tener “sentimientos de ternura, de bondad, de humildad, de mansedumbre, de magnanimidad” porque ese “es el estilo cristiano”.

“Si no eres misericordioso te arriesgas a que el Señor no sea misericordioso contigo, porque seremos juzgados con la misma medida con la cual nosotros juzgamos a los otros”, añadió.

Además, Francisco denunció de nuevo a cuantos se enriquecen con la venta de armas que después se utilizan en las guerras y asesinan a la gente.

En la Misa matutina de la capilla de la Casa Santa Marta, habló de paz y reconciliación y se preguntó si el hombre es agradecido por “este don de la paz que hemos recibido en Jesús”. Una paz que “ha sido hecha, pero no está aceptada”.

Francisco mencionó la cantidad de “guerras, destrucciones, odio, enemistad” que existen en el mundo y recordó que “también hay hombres y mujeres que trabajan mucho para fabricar armas que matan, armas que al final se bañan en la sangre de muchos inocentes, de mucha gente”. “¡Hay guerras!”, aseguró. “Hay guerras y existe esa maldad de preparar la guerra, de hacer levantar las armas contra el otro para matar”.

Sin embargo, “la paz salva, la paz te hace vivir, te hace crecer” y “la guerra te destruye, te lleva hacia abajo”.

Pero la guerra también se da “en nuestras comunidades cristianas, entre nosotros”, por lo que aconsejó: “Hagan la paz entre ustedes” y pidió usar el perdón, que es “la palabra clave”.

“Si no sabes perdonar, no eres cristiano. Serás un buen hombre, una buena mujer… porque no haces aquello que ha hecho el Señor. Y cada día, cuando rezamos el Padre Nuestro: ‘Perdónanos como nosotros perdonamos…’ Es un condicional. Buscamos convencer a Dios de ser buenos, cómo somos buenos perdonando: a la inversa. Palabras, ¿no? Como se cantaba en esa bonita canción: ‘Parole, parole, parole’ (palabras, palabras, palabras), ¿no?”. “¡Perdonen!, como el Señor les ha perdonado, así hagan ustedes”, pidió.

El Papa también advirtió de que se necesita “paciencia cristiana” y aludió a las mujeres “que soportan por el bien de lafamilia de los hijos, tanta brutalidad, tantas injusticias: soportan y van adelante con la familia”. También los hombres “heroicos están en nuestro pueblo cristiano que soportan levantarse temprano por la mañana e ir al trabajo –muchas veces un trabajo injusto, mal pagado– para volver por la noche, para mantener a la mujer y a los hijos. Estos son los justos”, aseguró.

En contraposición, están los que “hacen trabajar la lengua y hacen la guerra” porque “la lengua destruye, ¡hace la guerra!”, exclamó. También existe otra palabra clave, “misericordia” porque es importante “entender a los otros, no condenarles”.

Por eso recordó que Dios “siempre nos perdona, siempre quiere hacer las paces con nosotros”.

A los sacerdotes les dijo: “Si no sientes ser misericordioso, di a tu obispo que te de un trabajo administrativo, pero no vayas al confesionario, ¡por favor!”, puesto que “un sacerdote que no es misericordioso hace mucho mal en el confesionario”.

También “entre nosotros debemos ser misericordiosos” y nunca debemos pensar que “el otro es más pecador que yo”, porque eso “sólo lo sabe el Señor”.

En definitiva, es necesario revestirse de “sentimientos de ternura, de bondad, de humildad, de mansedumbre, de magnanimidad”. Este “es el estilo cristiano”, “el estilo con el que Jesús hizo la paz y la reconciliación”. “No es la soberbia, no es la condena, no es hablar de los otros”, concluyó.

 

Queridas Hermanas: Al terminar nuestro tiempo de descanso del verano, junto con la  despedida o cierre de los 500 años del nacimiento de Santa Teresa, volvemos a recuperar nuestras tareas de este nuevo curso 2015-2016, donde nuevamente volvemos a encontrarnos con  la vida  y sus nuevos acontecimientos que van a formar parte de ella durante este nuevo curso.

           El Sínodo de los Obispos sobre la Familia, la apertura del Año Jubilar de la Misericordia, nuestra Consejo de Congregación, el final del año de la Vida Consagrada, todo ello, nos llevara a sentir nuevas llamadas y desde ellas, seguir nuestra renovación y apertura personal de cambio de nuestras actitudes interiores personales ante la vida que se nos va a ir presentando cada día.

            Nuestro Carisma, sentimos que nos sigue llamando a vivir hoy, la Reparación, desde la Ternura y la Misericordia, acompañadas por y con María. Pidamos al Espíritu Santo unas por otras, para que esta nueva llamada del Papa Francisco,  sea  renovada en nuestro mundo e Iglesia de hoy, también en nosotras, como Congregación, Provincia, Comunidad, Personalmente.

           Ahora vamos a poder también leer y agradecer a nuestras hermanas sus trabajos y realidades comunitarias compartiéndolas con todas nosotras.

 

EL AYUNTAMIENTO DE TALIGA A LAS HERMANAS DE LA CONGREGACION DE MARÍA REPARADORA

 

Con ocasión del día de Extremadura el alcalde y la junta municipal del Ayuntamiento de Táliga, dentro de los actos conmemorativos del día de la región, acordó otorgar el reconocimiento por la labor humanitaria realizada en dicha localidad a lo largo de treinta años a las Hermanas de la congregación María Reparadora.

 

El alcalde D. David Fernández le comunicó a la provincial por medio de una carta, el deseo de la corporación y de que asistieran al evento el mayor número posible de hermanas de las que habían vivido allí. De hecho estuvieron las HH. Regina Gastaldi, Ángela Tejera, María Sánchez, Pilar Martínez y Elisa Calderón.

El acto oficial fue en la Casa de la Cultura. Dio comienzo el acto con  unas palabras del Alcalde referente al día de Extremadura seguido del himno de la región y a continuación el joven alcalde, un tanto emocionado, se dirigió a las hermanas con unas sencillas palabras de agradecimiento y reconocimiento por su labor en el pueblo. A continuación invitó a las hermanas a que subieran al escenario y lo hicieron Regina Gastaldi, que durante largos años ha vivido allí y Pilar Martínez que además es extremeña.

 

Hubo aplausos por parte de la gente y el alcalde les entregó en nombre del pueblo, una placa conmemorativa. La H. Regina se dirigió al micrófono y en nombre de todas dio las gracias. Después abrazos, felicitaciones, enhorabuenas…que expresaban el cariño, la cercanía y el aprecio de la gente.

La corporación municipal invitó a las hermanas y algunas personas más a un vino de honor en un bar cercano. Hasta aquí lo oficial.

Cuando llegamos a casa nos encontramos que dos amigas: Isidora y Mª Luisa, nos habían preparado la comida en donde no faltó de nada empezando por un fresquito gazpacho.

 

Por la tarde llegaron un numeroso grupo de personas también con una buena merienda.

Vivimos un día entrañable de acción de gracias por tantas muestras de cariño a pesar de que ya habíamos tenido anteriormente, con la marcha, una afectuosa despedida en la parroquia con una Eucaristía.

No siempre se ven los frutos después de largos años de entrega generosa, pero a veces como ahora en Táliga el pueblo sencillo sabe y quiere expresar públicamente lo que lleva en el corazón.

 

 

NUESTRAS HERMANAS DE SAN ADRIÁN, BILBAO,  NOS COMPARTEN COMO ESTÁN VIVIENDO

 

 LA JORNADA MUNDIAL DE MISIONES “DOMUND”

23 DE OCTUBRE 2015

Con motivo de la jornada mundial de las misiones "DOMUND" y queriendo responder a las llamadas que nos está haciendo el papa Francisco, invitándonos a ser una Iglesia con espíritu misionero, en salida a anunciar el Evangelio con alegría, la Unidad Pastoral de san Adrián, santa María Josefa y san Luis Beltrán, por medio de los niños de catequesis y junto con las catequistas han querido dar respuesta y unirse a esta Iglesia en misión.

Para tener mayor conocimiento, se solicitó material de apoyo a la delegación de Misiones de la diócesis y su respuesta ha sido enviarnos personas con experiencia misionera que dialogando con los niños nos ayudaron a ir tomando conciencia de lo que es un misionero y cómo ellos pueden también ser misioneros, cada uno en el ambiente que se mueven; con gestos de solidaridad, ayudándose, rezando... Agradecemos a la delegación su apoyo.
Para que este sentido de espíritu misionero no se quedara sólo a nivel de los niños y llegara también a los mayores, el domingo 18 de octubre "día del Domund" en la misa de familia, se presentaron a lo largo de la celebración diversos signos para llamarnos a ser solidarios y tener espíritu misionero y dar una respuesta.

TODOS DEBEMOS SER MISIONEROS