Inicio > Noticias > 24/03/2016
WEB SMR
Follow us in FaceBook

       200 años del nacimiento de            Nuestra Madre Fundadora               Beata María de Jesús                            1818-2018          

    Mensaje de nuestra Superiora General

Últimas novedades
Vocaciones Proyectos SMR

Orad con nosotras






    Clic aquí

PENSAMIENTO DEL DÍA
Madre María de Jesús
  • Cualquier preocupación demasiado absorbente del corazón entorpece la unión con Nuestro Señor. Es necesario que el Señor sea nuestro Todo. (SC276)
Madre María de Jesús

Calendar
<< Octubre 2019 >>
DomLunMarMieJueVieSab
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
JUEVES SANTO, LA EUCARISTÍA UNA MESA PARA TOD@S
 
24/03/2016

JUEVES SANTO: LA EUCARISTIA, UNA MESA PARA TODOS

 

"Jesús come con sus discípulos, con los fariseos, con pecadores y publicanos ... con todo tipo de
gente. Frecuentemente, durante estas comidas tienen lugar sus enseñanzas rnas importantes, no
solo con palabras, sino con hechos que le daban pie para expresar que la misericordia de Dios no
tiene fronteras, que su gracia busca a los rnás desgraciados y su amor a 105 menos amables.

Las comidas con Jesús que prefiguran nuestra celebración eucarística eran por tanto, espacios
inclusivos y generadores de una nueva fraternidad y en este sentido espacios reparadores.
(Reparadores para quien se sentía excluido, indigno de Dios, apartado de la sociedad ... )

Nuestras eucaristías son un escarnio que degrada la memoria de Jesús cuando de ellas no brota
solidaridad con 105 pobres, pasión por la justicia, entrañas de misericordia, espíritu de libertad,
voluntad de reconciliación. .. Es decir, si no son "espacios de reparación" de todas estas situaciones.
La eucaristía se muestra entonces como lo que es: UNA MESA PARA TODOS. La eucaristía clama
por una mesa para todos, nos habla de una existencia eucarística que se manifiesta en que seamos
capaces, como Jesús, de compartir el pan, la vida, la justicia con todos.

La eucaristía se convierte así en un nuevo modo de vivir todas las circunstancias de la existencia
en la que cada detalle cotidiano puede ser acogido y comprendido dentro de la relación con Cristo y
como ofrenda a Dios. Participar de la dinámica eucarística instaurada en la ultima cena de Jesús, es
una invitación a pronunciar y vivir - con él y como él - la experiencia de ese amor hasta el
extremo que se condensa en la perenne afirmación: 'Este es mi Cuerpo."

(Citas del documento "Reflexión sobre la eucaristía", de Nurya Martinez-Gayol, ACI)