Inicio > Noticias > 13/04/2017
WEB SMR
Follow us in FaceBook
Escuela del corazón 2017
Últimas novedades
Vocaciones Proyectos SMR

Orad con nosotras






    Clic aquí

PENSAMIENTO DEL DÍA
Madre María de Jesús
  • No dejéis ver que os absorbe alguna preocupación que os impide estar atenta a lo que os dicen; al contrario, compenetraos con la que os habla, identificándoos con sus pensamientos, sus luchas, sus sufrimientos, sus penas. (EE I. 19)
Madre María de Jesús

Calendar
<< Abril 2017 >>
DomLunMarMieJueVieSab
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            
Escuela del corazón 2017: Visita a Florencia
 
13/04/2017

Visita a Florencia de las hermanas en la Escuela del Corazón

Iniciamos el día muy temprano pero con mucho ánimo de ir a conocer esos lugares por donde paso Emilia y en donde murió, también nos sentimos con mucha alegría por conocer a nuestras hermanas y compartir con ellas.

Al llegar a Florencia fue muy grato encontrarnos con la Hna. Bernadette, después de saludarnos rápidamente nos llevó a la Catedral (Cattedrale di Santa Maria del Fiore)en donde pudimos participar de la Eucaristía y a la vez conocerla un poco.  Realmente es una Iglesia muy bella y más cuando pensamos en la presencia de Emilia al imaginarla caminando por estos lugares.

Al salir ya nos esperaba la Hna. Antoinnette quien fue nuestra guía por el resto de la mañana, sin duda su vivacidad y alegría ayudaron mucho al conocer todos estos lugares tan importantes y sus explicaciones tan sencillas pero profundas daban un especial sentido a nuestra peregrinación.

Junto con nuestras dos hermanas pudimos entrar a conocer el Batisterio (Battistero di San Giovanni) al cual pudimos entrar ya que las hermanas son muy conocidas.  Realmente es una gran experiencia ver al Señor “Panto Creator” como centro en esa cúpula tan hermosa.

Al salir de ahí, la hermana Bernadette se despidió y continuamos con nuestra alegre guía, nos dirigimos a la Iglesia (de la Trinidad Santa Trinità)   en donde fue velada Emilia durante tres días; después de conocerla por dentro vivimos un momento muy íntimo con ella al poder entrar y sentirla presente en la Cripta, cada una pudo orar y juntas cantamos el Monstrate.  Realmente es sensible su presencia y es un Gracias Señor por esta vida entregada hasta las últimas consecuencias. Al salir todas nos sentíamos realmente contentas de esta experiencia.

Continuamos nuestro camino y llegamos a la Casa de Adrian su hijo, no sin antes imaginarla cruzando el puente al entrar a la ciudad.

La Casa ahora es un hotel, (Hotel Bretaña)   ahí hay una placa en memoria de Emilia, donde se puede leer que es nuestra fundadora.  Ahí pudimos ver también la bella escalera que conducía a la Casa con los picaportes con el emblema de la familia.  Pero otro momento muy profundo estaba por llegar, subimos por las escaleras que Emilia subió por última vez antes de ir a la Casa del Padre; en esas escaleras a los cuartos de servicio realmente se sentía ir tras sus pasos.  No se puede acceder al lugar preciso pero esa sola experiencia vale la pena para sentirla caminando a nuestro lado.

Continuamos nuestro camino, ahora para conocer un poco del resto de la ciudad que es muy bonita, ver tanta historia concreta con la que convivimos es una gran riqueza.

Para terminar la mañana, ya que el tiempo pasa muy rápido, llegamos a (Basilica della Santissima Annunziata)     en la cual no pudimos entrar ya que en ese momento se celebraba la Misa.  Nos explicó la hermana Antonietta de la pintura tan especial que se alberga en esta Basílica y también que ellas trabajan en ella.

Finalmente llegamos a nuestra casa, la “Comunidad delSantissimoSacramento”  donde nos enseñaron antes de entrar la puerta y jardín de nuestra antigua casa, así como la Capilla en donde hay Adoración muy constantemente.

En esta comunidad están cuatro hermanas, realmente fue un regalo conocerlas y poder compartir con ellas esta comida.  Nos esperaban con mucho cariño y la pertenencia a nuestra Familia Reparadora cada vez aumenta.

Tuvieron detalles realmente hermosos como invitar a un Sacerdote que ha compartido con algunas hermanas en Congo, y la comida era Italiana y Malgache.  Pero el mejor plato de todos fue la hermandad; después de la comida nos compartieron que es lo que ellas hacen, que es mucho siendo personas de edad; ellas acogen a muchas personas, acompañan a algunas de ellas, visitan a los enfermos, llevan la comunión, tienen la Adoración y algunas otras cosas según sus posibilidades. Nos hubiera gustado continuar compartiendo pero teníamos que salir así que fuimos a la Capilla en donde cantamos juntas y nos regalaron una tarjeta con la Pintura de la Parroquia, salimos con mucha alegría por lo experimentado y listas a compartir con la otra comunidad.

La hermana Bernadette nos acompañó a la comunidad de Sesto Fiorentinoen donde nos esperaba otra gran experiencia de acogida de nuestras hermanas y del Señor mismo. No terminábamos de llegar a la casa cuando aparece nuestra hermana Mara con una gran sonrisa y los brazos abiertos, Emilia por su medio nos acogía en esta gran familia.  Saludamos a algunas de las hermanas que estaban ya listas para recibirnos y de inmediato pasamos a la Capilla en donde oramos juntas un momento.  Después fuimos al comedor arreglado con muchos detalles que nos mostraban el cariño de nuestras hermanas. Hemos compartido un buen rato, nos presentamos cada una y compartimos un poco de nuestra experiencia, ellas nos compartieron su ser y hacer como Enfermería y casa de oración en donde realmente se acoge a la gente y son un centro vivo de reparación; visitamos a las hermanas que no pueden salir de sus cuartos y subimos a la terraza en donde tienen una vista esplendida

El conocer a estas hermanas que continúan entregando la vida de una manera sencilla y alegre se revitaliza el corazón.  Con pena tuvimos que salir rápidamente para regresar, pero antes de ello tuvieron un pequeño souvenir para nosotras y fuimos a despedirnos juntas del Señor.

Estábamos muy cansadas al regreso, pero con mucha gratitud al Señor y el corazón lleno de experiencias para rumiar como María.