Inicio > Noticias > 25/04/2017
WEB SMR
Profundizando en los diferentes aspectos de nuestra vida como Hermanas de María Reparadora a la luz de nuestras Constituciones – con la ayuda del Consejo General (10 - 12 de abril)
 
25/04/2017

 

Profundizando en los diferentes aspectos de nuestra vida como Hermanas de María Reparadora

a la luz de nuestras Constituciones – con la ayuda del Consejo General (10 - 12 de abril)

El lunes de la semana santa, el Consejo General, (Hermanas Aurora, Tomasa, Antoinette y Marguerite) y la Ecónoma General (Hermana Vielka) nos invitaron a reflexionar sobre la carta de la Hermana Mary Piancone, quien era la Superiora General durante la aprobación de nuestras constituciones en 1984. Compartimos lo que sentíamos se destacaba en la carta, especialmente el espíritu de nuestra Madre Fundadora, la Beata María de Jesús. Ella nos dejó una herencia que debemos de seguir construyendo, mientras nos esforzamos por revisarla, renovarla y adaptarla para todos los tiempos. Nuestras constituciones eran el trabajo de nuestras hermanas quienes nos precedieron e igualmente son la obra de la Iglesia. Por lo tanto, también estamos llamadas a participar en la misma obra de mantener vivo el espíritu mientras participamos en la misión universal de la Iglesia. Es también un llamado a "una profunda renovación espiritual que se manifestará en todas nuestras elecciones y conductas" (Mary Piancone, 1984).

El mismo día, estudiamos nuestra historia de la congregación. Examinamos la situación económica y los avances que se han hecho desde 1987, cuando la congregación comenzó a reflexionar seriamente sobre la economía. La Hermana Vielka nos orientó en ese proceso, que ha involucrado a los equipos de reflexión en diferentes momentos durante los 30 años, y lo que se ha logrado durante ese tiempo.

Vimos la seriedad con que la congregación asumió el tema de la economía, ayudando e involucrando a todas las hermanas de la congregación a entrar en contacto con la realidad que es inseparable con nuestro llamado a seguir a Cristo. Esto significaba escoger un estilo de vida que nos permitiera responder a las llamadas de nuestro mundo de hoy. Algunas de esas opciones incluyen un estilo de vida sencillo en todos los aspectos, la comunión, el trabajo para ganarnos la vida, el compartir nuestros recursos entre nosotras y con aquellas personas con necesidades y la promoción de la justicia.

En el segundo día, compartimos un texto de Antonio Bellella Cardiel (2015) titulado Trabajar - Administrar - Compartir. También revisamos nuestras constituciones sobre la Administración de los Bienes. En ambos textos encontramos valores ricos que nos pueden ayudar en nuestra vocación y especialmente en la vida comunitaria. Tocan nuestro estilo de vida en comunidad y en misión. Incluyen el compromiso al servicio y el compartir, la comunión, la solidaridad, la compasión y ser testigos del amor, la oración, el compartir nuestra fe y la promoción de la dignidad humana entre otros. Si bien estos valores nos ayudan a dar forma a nuestra vida como SMR, también es cierto que, como seres humanos, a veces los encontramos desafiantes. Sin embargo, confiamos en que Dios nos ayudará a responder generosamente a Su llamado cada día.

El tercer día estudiamos el voto de la obediencia y la misión. Compartimos, basándonos en nuestras constituciones y un texto de Gary Riebe SVD sobre "Le Vœu à l'Obéissance". Compartimos nuestras experiencias vividas, destacando sobre todo los desafíos que encontramos en vivir este voto y comprometernos como deberíamos en la misión. Destacamos algunos valores que pueden ayudarnos a responder a este voto como el diálogo, la corresponsabilidad, la subsidiariedad, la comunión en la diversidad y el discernimiento personal y comunitario.

Damos las gracias al Consejo General y a la Ecónoma General por ayudarnos en estos tres días a profundizar en lo que tiene que ver con nuestro estilo de vida como Hermanas de María Reparadora.