Inicio > Noticias > 05/11/2017
WEB SMR
CONSTRUIR COMUNIDAD EN UN MUNDO INTERCULTURAL Reunión del Consejo de Delegados, Manila, Filipinas, del 5 al 11 de noviembre Charla introductoria por la Hna. Carmen Sammut
 
05/11/2017

Acompañamos a la Unión Internacional de Superioras Generales en su encuentro

"Construir comunidad en un mundo intercultural" 

Nos alegra estar representadas por nuestra superiora general Aurora

Hna. Carmen Sammut, msola, presidenta de la UISG


Es para mí un gran placer esta mañana darles la bienvenida a todos en esta reunión de delegados. Quiero extender un agradecimiento especial a todos los que han trabajado aquí en el lugar, para que esto sea posible. Agradezco al secretario ejecutivo y a todo el personal de la UISG que han trabajado incansablemente para asegurar que podamos celebrar esta reunión. Estoy agradecida con todos ustedes que vinieron aquí desde todos los rincones del mundo.

Para esta semana que viene, Manila, y este edificio aquí, será para nosotros el centro del mundo, un lugar sagrado donde Dios nos recibirá y hablará a nuestros corazones. De hecho, sabemos que no estamos solos, se nos ha prometido la presencia constante del Espíritu Santo. No estamos solos, llevamos con nosotros a todos los miembros de las constelaciones UISG. Llevamos con nosotros a todos los miembros de nuestros Institutos. Es en nombre de la vida apostólica religiosa que estamos aquí. Es bueno pensar en nuestra responsabilidad cuando comenzamos esta reunión. Quiero citar aquí un libro titulado "El universo es un dragón verde" de Brian Swimme, en el cual el libro esta pregunta está dirigida a un joven: "¿Pensaste que el universo pasó a veinte mil millones de años de trabajo para crearte si no hay una función particular que usted, y solo usted, podría hacer? Sí, la tierra, el mundo, las personas a las que se nos envía, aquellos con quienes colaboramos, los que dejamos de lado, el planeta, el Creador , todos esperan algo de nosotros y somos los únicos que podemos lograrlo.

Hace un año y medio, en Roma, en el Hotel Ergiffe, profundizamos en el tema "Tejiendo la solidaridad global para la vida". Todos dijimos que fue una gran reunión. Ahora es el momento de ver cómo esta reunión ha influido en nuestras vidas. ¿Nos hemos convertido en mejores tejedores de la solidaridad global en estos últimos dieciocho meses? De hecho, en mis reflexiones finales de la Asamblea el año pasado me había imaginado a todos cruzando una puerta estrecha, en un jardín, para una fiesta donde el Señor ya había reunido a sus amigos, los más cercanos a su corazón, es decir, aquellos de los que habíamos hablado durante toda la semana: hombres, mujeres y niños de todas las naciones, religiones y condiciones sociales, que viven en situaciones precarias debido a la pobreza, la guerra, la trata de personas, la migración y lo que sea. El Señor nos dijo que no les temiésemos ni que nos invitaran, sino que escuchamos la música en sus corazones, la presencia del Espíritu cantando su dignidad inviolable. Nos invitaron a ser socios con ellos para crear el futuro al unir sus talentos y recursos para el bien de todos y del planeta.

Y terminé con la pregunta: ¿Qué papel podrían jugar las constelaciones para que la UISG pueda ser cada vez más fiel a su misión de  solidaridad global? Podremos decirnos cómo lo hicimos en nuestro trabajo grupal esta tarde. De hecho, estoy seguro de que podemos estar orgullosos de la fidelidad creativa en la que hemos vivido nuestro llamamiento como mujeres religiosas tejiendo solidaridad mundial para la vida. .

En la oficina central en Roma se ha hecho mucho para ayudar a tejer solidaridad global. La Hna. Pat Murray, nuestra secretaria ejecutiva dará cuenta de este trabajo, que incluyó reuniones con los Dicasterios Vaticanos, seminarios web para la formación de miembros en todo el mundo, iniciativas de Derecho Canónico y red mundial, reuniones con diferentes constelaciones y Conferencias de religiosos, ya sea en Roma o en otros países, participando y asociándose con diferentes organizaciones.

Como seguimiento de la asamblea del año pasado, nuestro tema este año es "Construir comunidad en un mundo intercultural". En cuanto a los eventos mundiales, todos podemos reconocer la importancia de este tema. De hecho, nuestro mundo se está volviendo cada vez más pequeño, el mundo digital está cambiando nuestras nociones de espacio y tiempo, de qué son las relaciones y cómo y por qué podemos conocer gente. Facilita la comunicación entre nosotros, haciéndonos menos dependientes solo de nuestros vecinos inmediatos para buscar soluciones y actuar juntos para siempre. También es fácil de usar por fuerzas malévolas, como la pornografía infantil, la intimidación infantil y la explotación sexual de menores. Recientemente, asistí al Gregorian a World Congress for Child Dignity en el mundo digital al cual fui invitado. Reunió a diferentes actores de ONG, organizaciones de las Naciones Unidas, iglesias, el mundo de Internet, para ver cómo garantizar la dignidad del niño en nuestro mundo. Puede encontrar todo el Congreso en Internet si ingresa a www.childdignity2017.org. Si va al video de la sesión de apertura, casi desde el comienzo, puede ver el video con siete niños hablando sobre su experiencia. El jueves 9 tendremos un representante de la Comisión del Vaticano para la Protección de Menores que nos hablará sobre Protección infantil. No podemos insistir lo suficiente en cuanto a la necesidad de buenos protocolos para nuestras congregaciones y para nuestras instituciones: escuelas, centros para niños, clínicas, etc. El futuro de nuestro mundo depende de la forma en que se trate a nuestros niños hoy en día. 
 
Además del efecto del mundo digital, hemos visto estos últimos meses y años un mayor flujo migratorio, debido a la pobreza, el descontento político y, a menudo, conflictos tribales, étnicos y religiosos. En algunos países, los nuevos líderes políticos y miembros del parlamento están más inclinados a la derecha, a veces a la extrema derecha, que desean preservar el ideal nacional original de su país. Esto es bastante difícil en un mundo que ha conocido movimientos migratorios tan grandes, por lo que construyen muros y hacen que las visas sean más difíciles de acceder, se niegan a acoger a migrantes y refugiados. Estas y otras personas vulnerables en nuestras sociedades se convierten en víctimas de la trata de personas y otras prácticas injustas. Frente a estos enormes problemas, no nos hemos rendido. Tenemos el valor y la perseverancia para seguir trabajando para "dar la bienvenida al extraño, alimentar al hambriento, liberar al cautivo", como Jesús nos dijo. Y para ser más efectivos, estamos decididos a hacerlo juntos, juntos como religiosos, junto con todas las personas de buena voluntad, cualquiera que sea su origen o su religión.
Sin embargo, sabemos que lo que sucede fuera de nuestras congregaciones, también sucede dentro. No somos inmunes a 
las fuerzas que están impulsando las mentalidades en todas partes. La Hna. Pat y yo junto con dos de nuestros Abogados de Canon tuvimos una reunión en la Congregación para la Vida Consagrada recientemente para discutir cómo podemos ayudar a las congregaciones que se vuelven más pequeñas en Europa, América y Australia y que tienen miembros más jóvenes procedentes de África y Asia.
Las dificultades adicionales encontradas a veces tienen connotaciones interculturales o multiculturales. Sin embargo, incluso los institutos con hermanas que vienen del mismo país pueden tener dificultades para vivir de forma intercultural. Encontramos varios grupos étnicos y culturales en el mismo país, y algunas veces es más difícil vivir juntos en un país que en muchos. Estas dificultades a menudo giran en torno al dinero, el poder, la superioridad étnica ...; temas a los que a menudo nos da vergüenza hablar y por lo tanto no hablamos y, mientras tanto, hay mucho sufrimiento y comportamiento no evangélico.

Les invito a reflexionar sobre estas citas sobre la comunidad a medida que nos acercamos a este tema tan importante y cuando pensamos en la comunidad intercultural que queremos formar como miembros de la U.I.S.G.

"Algunas personas piensan que están en comunidad, pero solo están cerca. La verdadera comunidad requiere compromiso y apertura. Es una voluntad de extenderse para encontrarse y conocer al otro ".

-David Spangler

"El proceso de estar realmente con otras personas en una situación segura y de apoyo realmente puede cambiar a quienes creemos que somos. . . . Y a medida que nos acercamos a la esencia de lo que somos, tendemos a asumir más responsabilidad por nuestros vecinos y nuestro planeta ".

-Bill Kauth

"El mayor desafío de la vida comunitaria es crear síntesis, abrazar la diversidad en un todo unificado, resolver las diferencias con el espíritu de sanación del amor y la dedicación al bien del todo".

-Corinne McLaughlin y Gordon Davidson

"La igualdad llega al darse cuenta de que todos estamos haciendo trabajos diferentes para un propósito común. Ese es el objetivo detrás de cualquier comunidad. El mismo nombre comunidad significa unirnos para reconocer la unidad. Ven ... unidad. "

-Swami Satchidananda

Construir comunidades, especialmente comunidades interculturales, requiere un trabajo duro y constante. No podemos darlo por s
entado, solo porque hemos sido unidos. Necesitamos tiempo para conocernos, escuchar, hablar y responder al otro, para permitir que las diferencias se conviertan en regalos y no en obstáculos para nuestra unidad. Todo esto requiere un corazón, una mente y una voluntad profundamente enraizados en el misterio de un Dios compasivo. Que podamos estar en contacto con este tesoro más profundo que todos hemos recibido, para que podamos construir puentes constantemente y derribar muros. Que todos los que nos vean exclamen: "Mirad cómo se aman" (Tertuliano)
Les deseo a todos una reunión fructífera y llena de Espíritu.
(Traductor de Google para empresas:Google Translator ToolkitTraductor de sitios web)