Inicio > Noticias > 28/10/2008
WEB SMR
Follow us in FaceBook
Escuela del corazón 2017
Últimas novedades
Vocaciones Proyectos SMR

Orad con nosotras






    Clic aquí

PENSAMIENTO DEL DÍA
Madre María de Jesús
  • El espíritu de propiedad es el que nos pierde, y el que hace los santos es el de desprendimiento.
Madre María de Jesús

Calendar
<< Agosto 2018 >>
DomLunMarMieJueVieSab
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
Reunión Edges 2008, Port Huron, Michigan, Septiembre 20-26
 
28/10/2008

Las aguas del Lago Huron brillaban como una joya al recibir a las trece reparadoras que llegaban a sus orillas para tomar parte en la Segunda Reunión Edges. La primera reunión tuvo lugar hace cuatro años, al otro lado del Atlántico en Ros Muire, Co. Cork, Irlanda en una casa de Retiros de las Hermanas Mercy. Esta vez usamos una casa que la familia Fitzgerald nos prestó en Port Huron, Michigan. Cuando las hermanas entraron en la casa por primera vez, quedaron encantadas al ver el Lago a través de una pared de ventanas en el lado Este de la casa. Esta misma vista nos acompañó en nuestras conversaciones y durante las comidas. Incluso desde la pequeña cocina situada en el centro de la casa, una mirada sobre el hombro revelaba este paisaje. Porque llegamos en un fin de semana, había muchos veleros en el agua y también buques de carga, un panorama encantador.

Nuestros dormitorios estaban abarrotados: dos compartían una habitación, cinco dormían en la siguiente, y tres en cada una de las dos habitaciones restantes. Seis de nosotras dormimos en colchones en el suelo. Habíamos anticipado dificultades con el uso de los dos únicos cuartos de baño pero nos fue de maravilla. El clima cálido y claro que nos permitió pasar tiempo junto al lago fue una bendición ya que teníamos muy poco espacio personal. Cada día pudimos conversar, rezar o caminar a orillas del lago buscando tesoros. Piedras, conchas, flores silvestres, e incluso una gran estrella adornada con lentejuelas se unieron a nosotras mientras profundizábamos los movimientos del carisma en nosotras y entre nosotras, miembros de la comunidad de la Tierra.

Cada día el ritmo era diferente. A veces teníamos tiempo libre en la mañana, otras veces al mediodía. En dos ocasiones diferentes, de 10 a 12 del día, una masajista terapeuta ofreció masajes de cuello y cabeza en segmentos de 15 minutos. Mayormente, conversamos largamente y a menudo, usualmente tres veces al día durante dos horas cada vez, en castellano y en ingles gracias a aquellas que podían traducir entre los dos idiomas. En dos ocasiones diferentes otras personas se unieron a nuestra conversación. El lunes en la noche, después de compartir pizzas, un hombre y seis mujeres, miembros de Companions in Reparation (Compañeros en la Reparación) y Green Steps (Pasos Verdes), nos presentaron tres desafíos para nuestra consideración:
1. ¿Cómo responderán ustedes a la crisis económica mundial? ¿Es que esta crisis impacta el carisma de la congregación?
2. Nosotros conocemos la congregación como está expresada en la realidad de la comunidad de Port Huron. ¿Es que otras comunidades reparadoras están creando grupos intencionales e invitando a otras personas a participar en el carisma? ¿Es esto una parte importante de lo que ustedes hacen en otros lugares? ¿Cómo continuarán ustedes desarrollando, sosteniendo y nutriendo a los laicos?
3. ¿Cómo podrán esos grupos involucrar a otras personas? ¿Cómo definirían ustedes la Reparación para personas no cristianas o personas sin religión?

A medida que la conversación avanzaba, se hizo evidente que en muchos lugares del mundo SMR hay grupos llenos de vida, asociados y otros, que están unidos a la Congregación a través de continuo crecimiento espiritual, desarrollo y servicio. El único hombre entre nosotras, dijo que le gustaba lo que estaba oyendo y expresó ardiente deseo de conectarse con otros grupos y sus miembros. Solamente una de las personas que nos cuestionaron es católica. Una es Unitaria, otra participa en Unity Church y otros viven una espiritualidad profunda sin estar afiliados a ninguna iglesia en particular. Una señora miembro de otro grupo que se reunió con nosotras es archidiácono en la iglesia Episcopal.

El martes, después de conversar en la mañana, fuimos a visitar Full Circle y algunos lugares interesantes de la ciudad. Al regreso continuamos conversando. Esa noche, después de la cena, estábamos listas para pasar una hora en contemplación silenciosa. Nuestros corazones, mentes y almas estaban rebosando. En nuestro espacio sagrado teníamos una sencilla imagen de la virgen con el seno abierto. A ella encomendamos los tesoros de nuestros corazones por escrito y en forma creativa, estos permanecieron con ella hasta el jueves después de nuestro Día Libre.

El miércoles amaneció precioso. Tan cálido que después de su masaje, algunas decidieron ir a nadar en el lago. En septiembre, las frías aguas del lago Huron alcanzan su temperatura más alta pero un chapuzón en sus aguas es una experiencia estimulante. La playa del lago es distinta del océano en que es bastante rocosa y a menudo se forman bancos de arena y hay que avanzar una larga distancia para poder nadar. Tres salieron a nadar: entre ellas una que nunca había nadado en un lago y otra que entró al agua completamente vestida. En la distancia, un buque de carga servia de telón de fondo a sus piruetas.

Al mediodía nos encaminamos hacia la Finca Centenaria de los Wilson. Jim y Rene Wilson nos recibieron junto con tres mujeres que junto con Rene forman SpiritWomen, un grupo iniciado por Full Circle que se reúne una vez al mes a compartir un desayuno y conversar sobre asuntos profundos de interés actual, personal, local y global. Poco después de llegar nos dirigimos al jardín donde un laberinto al estilo de Chartes nos invitaba a caminar sus once circuitos. Más tarde, Jim comenzó el recorrido de su finca invitándonos a su oficina! Hoy, la mayor parte del trabajo de la finca de 1800 acres comienza y termina en el ordenador. Esta es una finca convencional que usa productos químicos, semillas manipuladas genéticamente, y maquinaria gigantesca. Mientras Jim explicaba sus métodos y sus valores, nosotras estábamos muy conscientes de las enormes diferencias de los métodos agrícolas y las condiciones de los campesinos de otros países. Con esto en mente, le hicimos muchas preguntas a las que Jim respondió honestamente desde su punto de vista. Nos quedamos con mucho que pensar. Aprendimos que una finca de este tamaño cubre escasamente las necesidades de dos familias, la de Jim y la de su hermano, dado el nivel de vida de Estados Unidos. Hay años en que escasamente cubren los gastos de operación según los variables de tiempo, precio comercial, etc. Después de las explicaciones, Jim nos invitó a visitar tres diferentes partes de la finca: dos cocheras de maquinaria, los campos y los silos. Las ruedas de las maquinarias agrícolas miden más de dos metros de alto; para llegar a la cabina hay que subir una escalera. Varias de nosotras subimos a la cabina para obtener la vista de un granjero norteamericano al trabajar su tierra, tierra que produce soya, maíz y trigo de invierno. Los campos estaban dorados, casi listos para la cosecha.

Poco después del recorrido, disfrutamos de una barbacoa en el jardín de la casa. Jim hizo salmón a la parrilla completando la deliciosa cena a la que nuestras amigas de SpiritWomen habían contribuido. (Este parece un buen lugar para mencionar que durante la semana distintos amigos prepararon tres comidas diferentes y las trajeron directamente a nuestra mesa. Otras comidas fueron preparadas con anterioridad por miembros del equipo planificador de Edges y por otros amigos). Una vez terminada la cena entramos a la casa para conversar con nuestras amigas. Después de darles un breve resumen de nuestras conversiones hasta ese momento, las invitamos a dialogar con nosotras sobre cómo vivir el carisma de un modo vibrante. En vez de desafiarnos, expresaron, con emoción profunda, el deseo de ser parte nuestra, de unirse a nosotras para vivir la reparación. Esto trajo lágrimas a nuestros ojos. Una tras otra, expresamos la convicción de que ellas son en realidad parte nuestra, una asociación que deseamos explorar y realzar no solamente aquí sino de una manera muy real a través de nuestro mundo SMR.

El programa original planeado para el jueves, nuestro último día juntas, cambió completamente en vista a todo lo que habíamos escuchado y compartido entre nosotras y con otras personas. La estatua de la virgen reveló sus tesoros uno a uno. Descubrimos con alegría pequeños paquetes encerrando perlas de sabiduría, telarañas expresando nuestra interconexión, dibujos diminutos y expresiones simples y bellas de las llamadas del carisma experimentadas durante estos días. Después de un día de diálogo, algunas hermanas se ofrecieron para escribir una declaración para presentarla al grupo. Esto lo hicieron la mañana siguiente de las 8:30 a las 10:30 mientras que las demás limpiamos la casa y lavamos sábanas y toallas. El jueves en la noche terminamos todas las sobras de comidas anteriores en un picnic en la terraza cerca del lago. Chistes, canciones cómicas en diferentes lenguas, un poco de baile, risa, regalitos dados y recibidos y luces de Bengala alegraron nuestra noche. A las 10 vimos que nuestros vecinos apagaron las luces en el primer piso, y las encendieron en el segundo. Era hora de terminar nuestra fiesta y terminar nuestro día, un día realmente bueno.

El equipo de redacción hizo un trabajo fantástico. Todas las cosas de importancia que habíamos compartido sobre el carisma estaban expresadas en su composición. Sólo necesitó un poquito de arreglo para darle mayor claridad, de esperar, ya que hicieron su trabajo en solo dos horas! Una vez aprobado por todas, la declaración fue publicada sin demora en el blog Edges.

Después de un ligero almuerzo, y de cargar los coches, llegó el momento agridulce de la separación. Varias viajarían muy lejos, pero las conexiones entre nosotras, algunas nuevas, otras renovadas, son fuertes y ricas. Partimos con corazones llenos de enorme gratitud por los incontables regalos recibidos, entre ellos el Encuentro mismo en las orillas de uno de los Grandes Lagos. Nuestros cuerpos, mentes y espíritus habían sido renovados y refrescados. Esa mañana nos reunimos junto al lago, extendiendo nuestras manos para bendecirnos unas a las otras, y finalmente el agua que baña todas las costas de la Tierra. Mientras que la bandera de la Tierra, que había sido izada sobre la playa durante nuestra estadía descendía con reverencia y alegría, nos sentimos profundamente conectadas con todas aquellas que leerán esta historia y en verdad con todos los habitantes de esta maravillosa comunidad de la Tierra.

Veronica Blake, smr, autora

SMR SMR SMR
SMR SMR SMR
SMR SMR SMR