Inicio > Qu hacemos ? > Vida de Oración
WEB SMR
Follow us in FaceBook
Escuela del corazón 2017
Últimas novedades
Vocaciones Proyectos SMR

Orad con nosotras






    Clic aquí

PENSAMIENTO DEL DÍA
Madre María de Jesús
  • “Me dice que se siente débil, pero si Jesús la quiere débil para mostrar mejor que es El quien lo hace todo, qué importa su debilidad?” (SC 111)
Madre María de Jesús

Calendar
<< Agosto 2018 >>
DomLunMarMieJueVieSab
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
Vida de Oración
 
SMR
 
María es para nosotras
el modelo especial
para acoger la Palabra,
y dejarla encarnarse
en nuestras vidas para que dé fruto:
 
"repletó a los hambrientos de todo lo
que es bueno,
y despidió vacíos a los ricos."
 
SMR

 

 
 
 
 
 

Nuestra oración cotidiana
se enraíza
en la meditación
de la Palabra de Dios,
la Sagrada Escritura que nos habla hoy,
que nos invita a
"buscar y encontrar a Dios
en todas las cosas",
como nos lo dice
San Ignacio de Loyola.

SMR
 
SMR
 
 
SMR
 
 
 
SMR
En el corazón de nuestra vida consagrada,
existe una llamada a acoger el amor sin limites
de Dios a cuidar del Cuerpo de Cristo
y a reparar el cuerpo de la humanidad, herida por el pecado,
es nuestra misión como reparadoras.
Es sobre esta base
que construimos nuestras vidas personales y comunitarias,
que discernimos nuestro actuar cotidiano
y releemos nuestro día y nuestra vida juntas…
(Superiora General, marzo 2009)
 
« Estamos llamadas a vivir las exigencias
de una vida totalmente eucarística
y expresarlas en la acogida, el servicio,
el don de sí, el trabajo,
la calidad de las relaciones interpersonales,
la solidaridad y la búsqueda de justicia”

(Capítulo General 2007)
 
 
La adoración eucarística
Es el lugar donde presentamos al mundo
a Cristo, el único Redentor,
y donde nos ofrecemos con El al Padre
por el mundo.
 
 
 
 
 
 
 
Os invitamos a orar:
 
 
Oh Padre,
que has hecho comprender a la Beata María de Jesús
tu gran ternura por el mundo
y le has llamado a seguir a tu Hijo,
Redentor y Reparador,
a ejemplo de María y en unión con ella,
haz que sepamos responder con generosidad
a tu misterio de amor
y entregarnos, sin cálculo y sin reserva,
a tu servicio y al de nuestros hermanos.
Escucha nuestra oración y
por intercesión de aquella que tanto te amó en la Eucaristía,
concédenos la gracia que te solicitamos.
Amen.