Page d'accueil > Nouvelles > 25/09/2018
WEB SMR
Follow us in FaceBook
200ème Anniversaire
Dernières Nouvelles
Vocations Projets SMR

Priez avec nous






    Cliquez ici

PENSÈE DU JOUR
Mère Marie de Jésus
  • " Si Dieu devient notre grande et continuelle occupation, rien ne nous gênera; ne nous contrarier que ce qui gêne et contrarie Notre Seigneur. "

Calendar
<< Décembre 2018 >>
DimLunMarMerJeuVenSat
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Mi experiencia en Casa Betannia: ...fue la primera vez que tuve un contacto tan cercano con la realidad tan dura que afronta la gente en diversas partes del planeta, que hacen crecer a cualquiera como persona...
 

VOLUNTARIADO SMR - PROYECTO CASA BETANIA 2018
 
Mi experiencia en Casa Betannia: ...fue la primera vez que tuve un contacto tan cercano con la realidad tan dura que afronta la gente en diversas partes del planeta, que hacen crecer a cualquiera como persona...

Tuve la gran oportunidad de formar parte de la congregación María reparadora en Lima, Perú. Estuvimos en una comunidad con escasas oportunidades llamado La Ensenada, fue un grupo de aproximadamente 20 personas de diferentes nacionalidades, por ejemplo: de Perú, México, Francia, Irlanda, España, El congo, entre otros. Lo cual fue muy conmovedor para mí ver como gente tan diferente se unió con un fin en común en tan solo dos semanas, a mi entender, esto se debió a la actitud que cada uno de nosotros tuvo a lo largo de nuestra estancia, debido a que los días eran largos y pesados y sin embargo nadie quería descansar por estar ayudando a las personas.

Nuestros días constaban de dos fases, la primera era la construcción de una casa para la Señora Ricardina, ella era mayor de edad y no podía trabajar y su hijo tenía problemas de corazón por lo que tampoco podía adquirir recursos. Este trabajo era el más agotador físicamente debido a que eran más o menos, dependiendo el día 3 o 4 horas de trabajo intenso, construyendo la casa y haciendo una zanja para después hacer un muro de construcción para que la casa no se fuera a venir abajo. Posteriormente comíamos todos juntos y a las cuatro empezaría la segunda fase del día, la cual consistía en dos actividades la primera era visitar a gente mayor que gozaba mucho de nuestra presencia, la otra consistía en reunir a diferentes niños de ciertos lugares cercanos e invitarlos a jugar con nosotros, esto era muy benéfico para ellos porque muchas veces en su casa no están en condiciones muy buenas para su desarrollo por lo que irse de sus casas a un ambiente seguro en el cual pueden jugar y divertirse es muy bueno para un sano crecimiento,

Fue una experiencia inolvidable que la recomendaría un sin fin de veces a quien sea, ya que personalmente fue la primera vez que tuve un contacto tan cercano con la realidad tan dura que afronta la gente en diversas partes del planeta, que hacen crecer a cualquiera como persona. Debido a que te ponen en contacto con no solo condiciones desfavorable sino también inhumanas, ya que muchos de ellos no tienen cosas indispensables para una vida digna que cualquier persona da por hecho que las personas lo tienen, por ejemplo: un baño, salubridad, luz, etc. Y sin embargo, estas personas tienen una actitud hacia la vida que poca gente con condiciones favorables posee. Quisiera agradecer eternamente a la gente que nos hizo sentir como en casa, a Rosa, Goyita, Maria, Claire, Cristina (que le hicimos pasar muchos corajes), Manolo, Chantal, Soledad y Abel. Perdón si alguien se me ha olvidado mencionar aun así fueron todos muy importantes para que nuestra estancia en la Ensenada haya sido lo más placentera posible.

De mi parte y creo que puedo hablar por todos los voluntariados, muchas gracias a todos por hacer todo esto posible y por habernos dado esta magnífica oportunidad, espero que nos volvamos ver en un futuro cercano.

Con cariño, Javier